18 junio 2013

Flores en la tromenta, Laura Kinsale


Titulo:  Flores en la Tormenta
Autor: Laura Kinsale
Editorial: DeBolsillo
Fecha de publicación: 1 / Septiembre / 2006
ISBN: 9788483462805

Precio: 8.95

¡NOTA!



Sinopsis:

Maddy es una muchacha sencilla y honesta, educada en la moral cuáquera. En esa Inglaterra del siglo XIX, es imposible que una muchacha como ella entable relación con el libertino y frívolo duque de Jervaulx. Pero el juego de las circunstancias hace que finalmente sea Maddy la única persona capaz en este mundo de devolverlo a la vida, de defenderlo de quienes se ensañan con él y, además, de descubrir la oculta y más noble faceta de este bon vivant.

MOpinión


Después de muchos esfuerzos he conseguido terminarme este libro que tras un inicio muy prometedor, lleno de sucesos importantes, interesantes y algo previsibles, ha dejado paso a un intermedio demasiado denso, o aburrido, lento, insípido…
Arquimedea Timms es miembro de la respetable sociedad cuáquera, es honesta, amable, rige su vida por las normas de sencillez en el habla y sencillez en el vestir y ayuda a su padre aquejado de ceguera con su trabajo matemático con el que mantiene una colaboración con el duque de Jervaulx.
Christian, Duque de Jervaulx, no es más que un libertino, vividor, mujeriego, etc… que tras una aventura con una mujer casada sufre una embolia durante un duelo.
Entre ellos existe una mezcla de sentimientos desde el inicio que hace que el corazón salte cada dos por tres y que lleva al lector de la mano entre coqueteos e piques disimulados.


En ese caso no ha visto a su hija desde que era una niña (…) ¿Me permite que se la describa?
(…) — ¿Lo harás? ¿De verdad que lo harás?
(…) —Con mucho placer (…) Me temo que ya la hemos hecho ruborizarse es un rubor muy delicado, del color… de las nubes, diría yo (… )
—El pelo —continuó Jervaulx— (…) Lo lleva trenzado y colocado en torno a la cabeza. Creo que ella cree que de forma sencilla, pero no es consciente del resultado. Deja al descubierto la curva del cuello y la nuca, y hace que un hombre piense en soltarlo y dejar que le cubra las manos.
—Eso es indecoroso —le reprochó su padre con tono ligero.
—Perdóneme, señor Timms, no pude evitarlo. ¿Quiere que continuemos con la nariz? (…) decidida, nariz de dama soltera. En sintonía con el gesto de la barbilla. Pero los ojos… creo que los ojos dan al traste de nuevo con ese aspecto de solterona, (…) Siento comunicarle, señorita Timms, que no da la impresión en absoluto de ser una solterona. Nunca una solterona me había mirado a través de las pestañas de la forma que lo hace usted.”

Cuando Christian es internado en un manicomio la furia y la ira pueden con él haciendo que su situación empeore  bastante y que su carcelero se ensañe más con él. Cuando Maddy le descubre es capaz de ver lo que los demás han pasado por alto, el duque de Jervaulx está totalmente cuerdo encerrado en un cuerpo que no responde como debería…
Tras un resultado desastroso en la vista en la que se juzgaba su cordura, tras un intento de boda con una noble e insípida dama a la que Christian aterroriza y tras una huida alocada, nuestros protagonistas pasan a una etapa más insípida y una sucesión de reproches, mentiras y sentimientos olvidados que culminarán en un final que se podía haber adelantado muchísimo y que desde más de la mitad del libro se espera.

Le doy un 7 porque la historia sigue siendo hermosa y, aunque lenta, la sucesión de acontecimientos te mantienen, sino pegado al sillón, atento de la historia.

LO MEJOR
Me gusta la lucha que mantienen los personajes para entenderse. La Confianza de ella.
LO PEOR
Insisto en que el final podía haber llegado antes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario